Chupar granos de café, beber agua, mascar chicle, hacer ejercicio son algunos de los trucos que utilizan muchos conductores para intentar engañar al alcoholímetro. Pero todo esto no funciona.

Lo importante es conocer bien como se absorbe y se elimina el alcohol del organismo:

El alcohol que se ingiere se absorbe y pasa a la sangre en el aparato digestivo: primero en el estómago y luego en el intestino delgado.
Una vez en la sangre, el alcohol circula por todo el organismo. En los pulmones circula por arterias que rodean los alveolos y es ahí donde traspasa el aire alveolar. Este es el alcohol que miden los etilómetros. Desechan la primera parte del aire (boca) y cogen el aire medio (alveolar).

Muchos aparatos que tienen las discotecas sirven para medir el aire de la boca y por tanto son diferentes a los que utiliza la Guardia Civil.

Por tanto ¿por qué no funcionan?

1. Chupar granos de café, mascar chicles, chupar caramelos: porque absorben el alcohol presente en la boca, pero no afecta al aire alveolar.

2. Esperar 2 horas antes de conducir: Depende de lo que se haya bebido y del metabolismo de cada persona. Normalmente se elimina 0,20 g/l hora en sangre. Se aconseja esperar al menos 5 horas.

3. Hacer ejercicio: Con el ejercicio la sangre circula más rápido y se acelera algo la eliminación del alcohol a traves del sudor, pero los tiempos se acortan muy poco.

4. Beber agua en abundancia: Lo que se desecha por las vias urinarias es sobre todo agua. La parte del alcohol que se elimina es muy baja.

5. Tomar medicamentos: Hay incluso medicamentos que pueden incrementar incluso el efecto.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *